viernes, 15 de febrero de 2013

Gatos en una residencia de ancianos



En relación a la noticia aparecida en un medio de comunicación en la que la Junta de Extremadura ha encargado a una empresa especializada la retirada de una colonia de gatos en el Centro Residencial El Cuartillo, queremos manifestar lo siguiente:
Las colonias de gatos realizan una importante función, manteniendo alejadas otras plagas como las ratas, más perjudiciales.
Las colonias de gatos callejeros crecen hasta el número de gatos que las fuentes de alimento pueden sostener. Una vez que una colonia queda reducida, los gatos restantes criarán más, hasta llegar nuevamente al techo impuesto por la fuente limitada de alimento, y el decremento temporal de la población desaparece. Incluso, en la suposición de que todos los gatos de una colonia se capturen y trasladen, a largo plazo no desaparecería la población. Esto es debido al "efecto de vacío", observado en primer lugar por Roger Tabor en sus estudios de los gatos callejeros en Londres  (La vida salvaje del gato doméstico). Ninguna colonia es una isla, sino que está rodeada por otros grupos de gatos callejeros en territorios colindantes. Si se quita una colonia de gatos, pero permanecen las fuentes de alimento, los gatos de territorios vecinos se moverán hacia allí y comenzará de nuevo el ciclo de reproducción. Normalmente, esos gatos no aparecerían en la colonia de que hablamos, si ésta estuviera ocupada por suficientes gatos. (fuente:http://www.anaaweb.org/control-de-colonias-felinas/control-de-colonias-felinas)
Así pues, nuestra Asociación es partidaria de la esterilización, tanto de machos como de hembras, y su posterior suelta en la misma colonia. Tanto es así que desde el verano del año pasado realizamos campañas de esterilización en colonias callejeras como la existente en el SEPEI, Alba Plata, y zona centro de Cáceres. El presupuesto que disponíamos es de 3.000 € al año.
Esto es posible gracias al esfuerzo humano y económico de nuestros 175 socios y a los 19 años de experiencia. Lamentablemente, no disponemos de los suficientes medios para llegar a todas las colonias de la ciudad.
En absoluto estamos de acuerdo en la retirada de toda la colonia máxime cuando el problema de su existencia y continuidad es que se les facilita alimentación habitualmente. Menos aun tratándose de una empresa privada, consideramos que esa función debe ser realizada con máximo cuidado y por gente sensibilizada con el tema.
Finalmente, queremos puntualizar que no existe una "protectora municipal", sino una perrera municipal, cuya gestión ha sido encomendada por el Excmo.Ayuntamiento de Cáceres a las asociaciones Dejando Huella y la italiana Proyecto Animalista por la vida, a las que animamos y apoyamos a realizar dicha función, esencial para su cometido de controlar los animales abandonados de nuestra ciudad.

Atentamente
La Junta Directiva

No hay comentarios: