martes, 31 de agosto de 2010

Acaba el verano, los cacereños se han despachado a gusto abandonando

Tal cual lo decimos, desgraciadamente, cada año parece que se supera el número de abandonos, el número de excusas para abandonar, el número de gatos y perros  en las calles crece, pero, quienes cobran de nuestro bolsillo, ¿donde están para hacer las leyes mas duras? ¿Donde están para censar y multar el incumplimiento de las leyes? ¿Donde están para controlar de una vez la venta ilegal e incontrolada?
Porque por desgracia, muchos cortos de mente sin escrúpulos han visto en la venta una manera fácil de ganar dinero, una manera de lucrarse con los seres vivos, y vemos perros de raza pasar de mano en mano porque la gente no está preparada para asumir la responsabilidad, porque no saben nada de perros, porque lo primero que habría que hacer, es educarnos a nosotros mismos.

Seguimos esperando a que sea igual de importante la vida del "mejor amigo del hombre" que las subvenciones para seguir matando toros en una plaza, o las subvenciones camufladas para la caza como mantenimiento de la biodiversidad y un largo etc... ¿Algo de todo ese dineral llegará en algún momento para poder luchar contra el abandono masivo?

1 comentario:

SERGIO,AMAIA Y HUGO dijo...

Y es que entre la crisis y los niñatos... Antes de ayer mismo paseaba yo con mis fieras y me crucé con 2 niñatos que llevaban con una correita a su cachorro pitbull. Al ver a mis bichos el pitbull se lanzó a por ellos (a jugar lógicamente). Uno de los niñatos le dio una patada en el lomo y un chsss (al estilo César Millán, vamos) y el animal se agachó. Sin poder reprimirme le dije con cierta ironía: a ver niño (por no decirle niñato) lo que dicen en la tele es que hay que darle un toque, no una patada.
Y es que entre las modas, las vacaciones, la tele y los niñatos, hay que ver el daño que hacemos a los animales injustamente.