jueves, 11 de marzo de 2010

Torre de Don Miguel, sigue habiendo bárbaros entre los vecinos de todos los pueblos


 En un contenedor de la plaza del pueblo de Torre de Don Miguel alguien escuchó unos sollozos que al principio le parecieron un gato, pero al no ver ninguno apartó basura del contenedor y encontró a este animal agonizando. Lo llevó a casa, intentó darle algo de comer pero el animal llevaba horas de sufrimiento, tenía las patas rígidas, los ojitos cerrados y un lamento de un animal moribundo. Lo unico que pudieron hacer por él fue darle una muerte digna llevándolo a un veterinario para que descansase por fin

El veterinario confirmó que le habían dado un golpe para matarlo, pero que lo habrían tirado aun vivo al contenedor. Era un cachorro, de al menos dos meses o tres... No era un recien nacido, se le dejó vivir para luego matarlo, como un ritual en el que el hombre se siente más hombre por poder quitar la vida a un ser vivo por el simple hecho de hacerlo, sin ningún tipo de fin ni por supuesto remordimiento. 
Esto, está penado en el CODIGO PENAL. 
Dios quiera, y por mi parte no creo en ninguno, que el individuo sin corazón que hizo esto, acabe igual, apaleado y solo, agonizante y rodeado de basura... pero que encuentre a alguien que le eche una mano para morir en paz... eso no se lo deseo


9 comentarios:

Maria Jesús dijo...

Dios mío que horror, increible, como puede haber gente así....pobre animal.

SERGIO,AMAIA Y HUGO dijo...

Lo peor es que en los pueblos encima tienes que quedarte callado o soportar el desprecio de la gente que te mira mal por poner carteles para denunciar el caso, por ejemplo. Lo digo por experiencia propia.

Protectora de Animales de Cáceres dijo...

ya sabes Amaya, se oculta la basura debajo de las alfombras para que nadie la vea, y si la revuelves, eres tú la mala... Luego dicen que estas cosas no ocurren en los pueblos, pero seguimos siendo la Extremadura profunda

CECI dijo...

Esto es terrible... estamos hasta los... de tanto ignorante salvaje, porque son salvajes, peores que animales, ya que ellos actúan por instinto y para sobrevivir no por placer o poder. Creo que los castigos deberían de ser más duros quizás así se persuadía a más de uno, o por lo menos se quitaba de la circulación (metiendolo en la cárcel). El problema es el demostrar quién lo ha hecho...

carmela dijo...

Al hijo de la gran puta que ha hecho esto que este al tanto pues seguramente morira en un accidente de coche y terminara agonizando en una cuneta.........a ver si tengo suerte y lo veo.¡¡que ilusion!!

carmela dijo...

Al hijo de la gran puta que ha hecho esto le deseo un magnifico accidente de trafico que le haga agonizar en la cuneta durante horas.

tu prima, chiquitín dijo...

Dios mío,qué horror...qué espanto. No hay palabras para calificarlo. Y sucede todos los días, es lo más espantoso, no sólo en los pueblos, también en las ciudades, en las capitales, en todas partes. Conozco al menos a una persona que ha adoptado un cachorrito que encontró medio muerto en una bolsa de basura en un contenedor-dicha persona volcó el contenedor y rebuscó, entre la rechifla y el recochineo de los vecinos, hasta encontrarlo-y se lo quedó, y eso sucedió aquí, en nuestra ilustrada capital cultural del dos mil dieciséis...esta historia tiene un final feliz-la perrita se recuperó y vive bien con su rescatadora-pero qué pocas hay de éstas....

Isabel-Benidorm dijo...

Al ver la imagen del pobre perrito se ha apoderado de mi un sentimiento de profunda tristeza, de frustración, de impotencia y de no sé cuántos sentimientos más que no me permiten calificar adecuadamente al mal nacido que ha hecho esto.
¿Qué necesidad hay de cometer esta atrocidad? ¿No sería más fácil, racional y HUMANO buscarle un hogar, darle una oportunidad al perrito?
Y lo más triste de todo esto es que no es un caso aislado, casos como éste suceden todos los días en cualquier pueblo de España, en unos más que en otros, eso es cierto.
Y los bárbaros que cometen estas atrocidades son los que te contestan: “es sólo un animal”, a lo que habría que contestarles y ¿vosotros qué sois? ¿bestias? ¿salvajes?
¿ No sería más acertado llamaros animales a vosotros?
Seguro que el pobre perrito movió el rabito de contento cuando vió acercarse (para matarlo) al que él consideraba su protector y amigo.
¡Descanse en paz!

Fiore y Jata dijo...

Yo ya me he vuelto tan mala persona que sólo deseo al canalla que ha hecho esto que acabe sus días de la misma manera. Ni más ni menos, ni menos ni más.

Isabel, un abrazo.