lunes, 21 de diciembre de 2009

NAVIDAD, comercio de animales


1 comentario:

Isabel-Benidorm dijo...

Totalmente de acuerdo.
Creo que la venta de animales en tiendas ,sobre todo perros, debería estar prohibida y más cuando las Protectoras y las Perreras están saturadas de perros abandonados y maltratados y, sobre todo, en las Perreras en las que las vidas de esos perros tienen fecha de caducidad.
El que tenga o piense tener un perro, gato o cualquier otro animal debe comprender que ese ser vivo debe ser considerado un miembro más de la familia y como tal deberá ser tratado; velar por su salud que será, también, la nuestra; velar por su felicidad que será, también, la nuestra, en definitiva, velar por su bienestar que será, también, el nuestro.
Animo a todos los que no hayan tenido la suerte de disfrutar de la compañía de un perro que lo piensen, vayan a una protectora y busquen a su nuevo compañero de viaje. No se arrepentirán. No encontrarán un regalo mejor porque no existen seres vivos tan fieles, tan cariñosos, tan agradecidos a cambio de, prácticamente, nada: sólo cariño.
Ahora bien, si piensan tratarlo como un objeto de usar y tirar mejor no adopten, vayan a la juguetería y compren un perro que ladre o un gato que maulle, y no hagan infeliz a un ser vivo.
Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo a todas esas personas que dedican su tiempo a ayudar a todos esos seres maravillosos, y a todas las personas de buen corazón