jueves, 15 de octubre de 2009

Painful vida, va mejorando poco a poco

Es una perra dulce, asustada por la vida que tiene que haber sufrido, nunca sabremos quien fue el "humano" que la dejó así, que la intentó matar, quizás pague por lo que ha hecho -en esta o en otra vida- Porque ser tan insensible no es normal, aunque quizás es el precio que pagamos por la crisis. La gente piensa que los animales no valen nada si hay gente pasando penurias... Sin embargo, siempre ha sido así, no es excusa, somos egoistas por naturaleza, y al igual que destrozamos el medio ambiente, parece que nos da igual todo el sufrimiento a nuestro alrededor.

3 comentarios:

María dijo...

En los pocos días que lleva con vosotras ya se le nota la mejoría y claro que nunca se sabrá quién es el "humano" que dejo que llegara a ese estado y que quiso solucionarlo con la cuerda, porque esconden en el anonimato su cobardia y crueldad.
Teneis todo mi respeto y admiración y en cuanto empiece a trabajar (en breve) una socia mas.

CECI dijo...

Que rica se la ve! parece que es un encanto! y cuando se recupere además será una monada! espero que le encontreis un humano excepcional y que su suerte siga cambiando hacia mejor.

Graciela dijo...

Mis felicitaciones desde Argentina.Por experiencia (nosotros de crisis sabemos un montón), NADA JUSTIFICA ABANDONAR A UN PERRO DE ESTA MANERA. Esa "persona" no tiene humanidad.