sábado, 7 de febrero de 2009

Por tener la pata rota la querían matar- YA ESTA ADOPTADA

La compraron, y se rompió una pata.
Tan mala suerte tuvo que los "pobres" desgraciados que la compraron, no quisieron gastar dinero en operaciones, y decidieron llevarla a eutanasiar.
Una cachorra que les vendieron sin vacunas, sin cartilla, diciendo que tenía 3 meses y tiene al menos 4. Así funcionamos, cualquiera se autodenomina criador, vende todo lo que puede, y solventa su crisis personal, y mientras tanto,los animales pagan las consecuencias de la falta de sensibilidad, de sentido comun, de corazón y, por supuesto, de cerebro. Y las perreras y las protectoras, sacamos las castañas a las Administraciones que miran hacia otro lado, que hacen la vista gorda ante un grave problema de nuestra sociedad, que es la SUPERPOBLACION de perros y gatos, por la cría indiscriminada y la falta de normativa que restringa la cría y la tenencia.
Ahora buscaremos un dueño que le de igual su cojera, y solo mire a sus ojos, no a su bolsillo

6 comentarios:

CECI dijo...

SIN COMENTARIOS! te gastas nose al menos 300 euros, sino más en comprar un perro (por lo que se presupone que te interesa mucho tenerlo) y luego no quieres pagarle una operación?, que se creen que un perro es como superman? que no va a necesitar atención veterinaria en la vida? si me dijeras algo más grave o complicado pero una pata rota!!! y lo de quererla eutanasiar con 4 meses... en fin. Que la crisis es muy jodía pero si tienes para comprarte un perro tienes para mantenerlo! por suerte encontrará a alguien porque tiene una carita arrugada muy salá

Maripaz Brugos dijo...

Efectivamente, tiene una carita muy tierna ...pobrecita !!!

Cuando nos vamos a convercer, que un animal, no es un "peluche" que lo podemos dejar olvidado en un rincon ...

Saludos

SERGIO,AMAIA Y HUGO dijo...

A mí no dejará nunca de sorprenderme la obsesión de alguna gente por las "marcas" de sus perros. ¿Nos hemos mirado al espejo nosotros mismos? ¿Acaso nosotros tenemos pedigrí?

Isabel dijo...

Estamos en una sociedad donde las modas marcan, donde tener un coche más caro, y un perro de raza, viste y tapa las miserias de cada uno. Nunca nos miramos al ombligo para darnos cuenta de que estamos de paso, que somos insignificantes,que nada importa si no nos encontramos bien con nosotros mismos. Y para eso no hace falta dinero ni clase social. Y, por supuesto, tampoco un perro de raza. Ojala criador de pacotilla y comprador de mierda no se sientan bien ante el comercio de animales tan cruel

Inés dijo...

¿Como sigue esta pobre? Esta adoptada?

Protectora de Animales de Cáceres dijo...

Si, está adoptada :)