jueves, 2 de octubre de 2008



Este es REO, un pobre perro que tras recibir una paliza aparentemente de otro perro, yacía abandonado en una cuneta. Se recupera poco a poco de sus terribles heridas, tras pasar varios días semi muerto, sin moverse ni comer, ya nos muestra su alegría y ganas de vivir


Y este pobre pequeño, de apenas 3 meses, es el reciente ingreso víctima de los salvajes de una barriada de Cáceres que maltratan y asesinan seres vivos, él logro sobrevivir, tiene el hueso de la cara roto, el ojo sangra, pero él crecerá y esperemos pueda tener un hogar feliz, pese a esos animales de dos patas que pueblan esta puta ciudad

No hay comentarios: