lunes, 5 de mayo de 2008

La Asociacion Cacereña para la Protección de los animales


En el año 2000 nos hicimos cargo de la gestión de la perrera municipal de Cáceres, y tras unas gestiones, conseguimos que los trabajadores fueran personas comprometidas con los animales y que el trato hacia los perros allí alojados sea él más adecuado, manteniendo la higiene, recibiendo cariño, atenciones y cuidados sanitarios
Nuestro principal objetivo es buscar un nuevo dueño a todos los perros y gatos que han sido abandonados, y concienciar a la población de la importancia de responsabilizarse, esterilizar e identificar a sus animales para poder acabar con esta lacra de la sociedad

El centro es gestionado por voluntarios que intentamos mantener el centro, administración, publicidad, etc.

1 comentario:

OMICRON dijo...

EL ENVENENADOR CALVO:

Alerta roja, amigos del reino animal. El envenenador de Plasencia tiene residencia en Cáceres, calle Barrio Nuevo, esquina con calle Valdés. Donde solían acceder los gatos habitualmente, huele a muerto, los contenedores de basura, huelen a muerto. Gatos de vecinos de la zona, han muerto claramente envenenados con un potente tóxico. Este individuo actúa indiscriminadamente. ¡Qué alguien pare a este demonio! De “trabajo” desconocido, “oficio”, cobrador de alquiler de fincas y casuchas viejas, y de “hobbie” hijo de la gran Bretaña. Este personaje de apariencia afable, no es más que un perturbado, al cual hay que detener. Esparcir cualquier tóxico en la vía pública, está terminantemente prohibidlo, sin autorización legal. El esparcir estas sustancias de forma ilícita, pone en un claro riesgo, no sólo a nuestros animales domésticos, sino también a nuestros hijos más pequeños, que en su cándida inocencia, chupan, comen, cosas que están en la vía pública.
Voy a decir, que mi gatino era un animal noble como un roble, y jamás se mereció morir a causa de este sinvergüenza (El Zorro).